¿Cómo deben ser los libros para los niños/as?

¿NO SABES QUE CUENTO ELEGIR PARA LEER A LOS NIÑOS/AS?

Desde CIP Vinculados te damos un consejo:

El mejor libro puede ser aquel que te haga sentir más cómodo cuando se lo lees a un niño/a, aquel que te suscite una sonrisa verdadera, de complicidad o de ternura, provocando así una comunicación que, además de trasmitir palabras e historias, trasmitan el placer de encontrarse el libro entre las manos y leerlo.

Pero además, el libro elegido debe, con la misma intensidad, satisfacer las necesidades, expectativas, gustos y capacidad de comprensión del niño/a.

Los libros para los peques deben responder a los criterios de seguridad, higiene y manipulación. Fabricados con materiales no tóxicos y libres de elementos peligrosos.

En la portada del libro debe venir el certificado del cumplimiento de las normas de seguridad vigente en la comunidad europea.
Deben ser de fácil apertura y también tener la capacidad de permanecer abierto.
Las imágenes deben ser lo más claras posibles y relacionadas con el texto, para que el niño/a pueda asociar lo que le van leyendo con las imágenes que le van mostrando. Se pueden emplear una amplia gama de técnicas en el dibujo, como diseño, collage, fotografía…
El lenguaje debe ser sencillo, pero a la vez poético, rico en sonido y ritmo.

¿QUÉ TIPO DE LIBROS SE RECOMIENDA A CADA EDAD?

De forma orientativa, pues cada peque es único/a y sigue su propio ritmo de desarrollo, os proponemos diferentes tipos de libros para cada momento:

  • Hasta los 6 meses: nanas, rimas infantiles, poesías sobre la vida cotidiana (dormir, calmarse, comer…). Y añadirle mil sonrisas, juegos, gestos, masajes…
  • De los 6 a los 12 meses: les encantan los animales y objetos de la vida cotidiana, mejor con colores primarios. No necesitan texto, pero se aceptan palabras o frases breves. Especial cuidado con el material del libro, pues tenderá a llevárselo a la boca.

  • Durante el primer año: cuentos que narren historias de la vida cotidiana, donde los protagonistas sean otros niños/as. Son ideales libros con partes móviles, que ayuden a esconder parte de la imagen, o con estimulación táctil para que experimenten las texturas.

  • Durante el segundo año: libros que muestran el mundo con simplicidad pero a la vez riqueza, con elementos emocionales, como la amistad, los celos, el miedo… Las ilustraciones pueden comenzar a ser más complejas. Además, les encantan los cuentos con estructura repetitiva y las rimas.

  • De los 3 a los 4 años: La variedad de libros que le podemos ofrecer se expande. Desde libros con grandes ilustraciones hasta libros más informativos (pequeñas enciclopedias adaptadas a los peques). Los niños/as comienzan a sentirse atraídos por cosas que van aprendiendo en la escuela o en casa: los colores, los números, las letras…

  • Entre los 4 y los 5 años: historias divertidas, con escenas y figuras cómicas. Cuentos tradicionales o modernos. Historias de familia, de hermanos/as, de amigos, de la escuela. Con elementos emotivos que hagan sentirse identificado al niño/a. Cuentos ilustraciones cada vez más cuidadas.

    introducción a la lectura infantil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *